22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra

22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra

AFELMA subraya el papel del aislamiento en la protección del planeta

El ahorro energético y la reducción de emisiones en las edificaciones, claves para garantizar la sostenibilidad

Madrid, 21 de abril de 2022.- Efeméride oficial proclamada por las Naciones Unidas, este viernes 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra. Una fecha que brinda la oportunidad de sensibilizar y tomar conciencia sobre las alteraciones provocadas por el hombre en la naturaleza. La Asociación de Fabricantes Españoles de Lanas Minerales Aislantes (AFELMA) se suma a esta reivindicación recordando la incidencia directa que el correcto aislamiento de los edificios tiene en el ahorro energético, la reducción de las emisiones y la economía circular en el cuidado del planeta.

Avanzar en materia de eficiencia energética es imprescindible para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones en 2030 y de neutralidad climática en el horizonte 2050. Los edificios representan el 40% de la factura total de energía y el 36% de las emisiones de CO2 de Europa, de manera que aislarlos térmicamente de forma correcta es una de las soluciones más eficaz para reducir los gases de efecto invernadero y mejorar la seguridad energética.

Según datos de AFELMA, y sólo en materia de aislamiento, la utilización de los materiales adecuados en los procesos de construcción o de rehabilitación de un edificio puede evitar la emisión de 200 toneladas de CO2. La misma cantidad que consumirían 200 árboles a lo largo del mismo periodo de tiempo. Además, la asociación subraya la importancia de la envolvente del edificio y de contar con un buen aislamiento térmico como la mejor forma de hacer un uso eficiente de la energía y de reducir el consumo de luz hasta más de un 50%.

Hoy más que nunca, en este Día Internacional de la Madre Tierra, necesitamos reivindicar un cambio hacia una economía más sostenible, donde el sector de la construcción debe llevar a cabo una labor ejemplarizante. En este sentido, sin un aislamiento térmico eficaz que garantice el confort en el interior, lo único que se consigue es un aumento del consumo energético y de la contaminación. Por ello, es importante rehabilitar y diseñar proyectos de construcción que tengan muy en cuenta la envolvente del edificio y los materiales, de manera que contribuyan a la disminución de la dependencia energética y de las emisiones totales a lo largo del ciclo de vida de los edificios”, señala el presidente de AFELMA, Oscar del Río.

Ejemplo de economía circular

En este contexto, las lanas minerales se posicionan como un material aislante determinante para alcanzar la neutralidad climática, pudiendo desempeñar un papel protagonista a la hora de conseguir edificios más eficientes, tal y como promueve el Pacto Verde Europeo. No sólo proporciona un eficaz aislamiento térmico a partir de materias primas naturales, sino que tiene un ciclo de vida respetuoso con el medioambiente, siendo claro ejemplo de economía circular. De hecho, se trata del material de aislamiento más usado en los estados miembros de la UE con normativas térmicas más exigentes que la española.

Las lanas minerales provienen de recursos abundantes en la naturaleza (arena o roca volcánica) e integra entre un 50% y un 75% de materiales reciclados; su transporte requiere poca energía porque se producen en plantas locales, pesan poco y son comprimibles y, por último, pueden ser recicladas o transformadas en otro material de utilidad. 

Los propios recortes y sobrantes de un proceso de instalación de lanas minerales en obra nueva o los residuos segregados en las obras de rehabilitación y demolición pueden convertirse en un nuevo material aislante o en materia prima de otras industrias, reduciendo así la necesidad de materiales vírgenes.

Atendiendo a los procedimientos técnicos normalizados de la UE, el sector de las lanas minerales ha realizado los oportunos estudios para comprobar el impacto ambiental de sus industrias y productos. Los resultados demuestran que su fabricación y uso tiene un impacto beneficioso para el medioambiente, gracias a un modelo de industria que promueve la adopción de tecnologías y procesos limpios y ambientalmente racionales. A todo ello se suma la capacidad del sector de las lanas minerales para crear empleo de calidad a nivel local a lo largo de toda la cadena de obtención y producción, aportando así más valor y beneficio.

“Es nuestro deber conservar nuestro planeta de manera que las generaciones futuras puedan encontrar un lugar habitable y, en este sentido, la construcción sostenible puede terminar con una de las mayores fuentes de consumo energético y contaminación actuales”, concluye el presidente de AFELMA.

Sobre AFELMA

AFELMA es la Asociación de Fabricantes Españoles de Lanas Minerales Aislantes que representa a todas las empresas productoras de lana mineral en el mercado español.

Fue creada en 1979, como entidad sin ánimo de lucro, para dar a conocer la calidad de los productos de lana mineral y promover la adecuada aplicación del aislamiento térmico, acústico y la protección contra incendios.

Su objetivo principal es la mejora de la calidad edificatoria en España, favorecer el bienestar y la calidad de vida de las personas y contribuir a un futuro más saludable, seguro y sostenible haciendo uso de la lana mineral.

Contactos para prensa:

Grayling

Adrian Elliot / Andrea Rodríguez-Miñón

adrian.elliot@grayling.com 

andrea.rodriguez@grayling.com
687 964 908/ 670 407 397

2022-06-22T16:55:15+00:00abril 21st, 2022|Energía, Todos|